viernes, 31 de diciembre de 2010

Feliz Navidad y Feliz 2011 !!!



 Feliz Navidad y Feliz Año Nuevo


Merry Christmas and Happy New Year


Joyeux Noël et Bonne Année


Buon Natale e Felice Anno Nuovo


Frohe Weihnachten und Happy New Year

 
Prettige Kerstdagen en Gelukkig Nieuwjaar


Feliz Natal e Feliz Ano Novo


Счастливого Рождества и Нового Года


圣诞快乐,新年快乐



メリークリスマスと新年あけましておめでとうございます   

 

jueves, 30 de diciembre de 2010

Frase IX : Nombres



"¿Qué importa como me llame? Se nos conoce por nuestros actos."

   Batman Begins (2005).

miércoles, 29 de diciembre de 2010

Frase VIII: Triste Realidad



"Hay cosas en la vida más importantes que el dinero.... ¡Pero cuestan tanto!"

   Groucho Marx (1890-1977)

sábado, 25 de diciembre de 2010

Within Temptation

Hola de nuevo. Gracias a los que se han seguido pasando por el blog para ver mi siguiente publicacion. Hace poco acabé de examenes (estoy estudiando en la universidad) y espero por fin tener algo de tiempo para publicar cosas y continuar con la historia que empezé hace tiempo.

Mientras tanto os dejo un video e informacion sobre otro de mis grupos favoritos: Within Temptation.

Se trata de un grupo holandes que inició su andadura en 1996. Desde entonces ha evolucionado desde generos como el doom metal, el metal celta o el metal gótico (principalmente);  hasta ser uno de los mejores grupos del denominado metal o rock sinfónico.

 Si quereis saber más de este grupo os vuelvo a remitir a la Wikipedia y a su respectiva Web Oficial.



La historia del video trata sobre una familia, en la cual la hija y la madre sufren abuso constantemente por parte del padre. El video quiere reflejar la violencia familiar de una manera épica, ya que la historia esta ambientada a principios del siglo XX, el tono azulado del mismo hace referencia al título de la canción: "Frozen", es decir "Helado" o "Congelado".

jueves, 23 de diciembre de 2010

Frase VII: Infierno



"El Infierno es vivir cada día sin saber la razón de tu existencia."

   Sin City (2005).

sábado, 18 de diciembre de 2010

Sonata Arctica

Sonata Arctica es una banda de Power Metal finés proveniente de la ciudad de Kemi formada en 1996 bajo el nombre Tricky Beans, que después cambió a Tricky Means, y finalmente a Sonata Arctica, en 1999.
Sonata Arctica ha recibido la influencia de bandas como Stratovarius, Helloween, Nightwish, entre otras citadas por el grupo en diversas entrevistas. En sus últimas producciones (Reckoning Night, Unia y The Days Of Grays), se evidencian elementos de Metal Progresivo añadidos a su sonido característico.

Mas informacion sobre esta gran banda en Wikipedia y en su web oficial.







La canción del video es Replica del album Ecliptica (1999). Directo grabado en Shibuya AX, Tokyo, Japón, el 5 de Febrero de 2005, durante el "Reckoning Night World Tour".

Frase VI: Copias y Originales



"Todos nacemos originales y morimos copias"


   Carl Gustav Jung

domingo, 12 de diciembre de 2010

jueves, 9 de diciembre de 2010

La otra cara del Puente

Hoy me gustaria poner algo que he encontrado en un blog sobre el asunto de la huelga de controladores.

"Desde todos los medios de comunicación se ha demonizado a este colectivo. Coincido en que lo que han hecho no está bien, pero también entiendo que estuvieran a punto de explotar. Según mis informes:

El Gobierno sabía que esto iba a pasar, no en vano lleva todo el año ostigando a este colectivo. Entre las muchas medidas favorables adoptadas tenemos:...."

Si quereis saber que medidas aprobo el gobierno para llevar al pais a esta situacion y provocar el plantón de los controladores visitad:  Algo huele a podrido en Dina..Barajas

martes, 7 de diciembre de 2010

De Guardiola a Segurola

No pensaba publicar ninguna cosa mas por hoy, tras volver de un viaje. Pero tras visitar una pagina donde se suelen revelar las vergüenzas (con razon) de uno de los "Grandes Periodicos Deportivos" de España. Y es que a pesar de ser madridista, no puedo sino sentir asco ante la persecucion de uno de los mejores entrenadores que ha tenido el futbol español en su historia.

Para más informacion leer el siguiente texto:

Desde los veinte años comprendí que debía colgar del otro lado mis berretines goleadores, porque tenía los pies cuadrados. Así que lejos de protagonizar diagonales imposibles y paredes de fantasía, me dediqué a disfrutar del fútbol de mi amigo ‘Pernales’ por esos campos de Dios, donde a ras de tierra, uno se dejaba la pierna a jirones después de cada tarascada. Aferrado al sueño pelotero que ‘Pernales’ vivía en carne propia y yo hacía mío en la ajena, descubrí el poder de las ondas a través de José María García, un Torquemada que blandía una espada flamígera y que incendiaba las madrugadas a base de denunciar escándalos deportivos y entrevistar a personajes míticos. Al calor de Supergarcía, tuve a bien dar carpetazo a mis pasiones deportivas y poner en ‘modo on’ mi vocación periodística. Con la inestimable ayuda de mis padres y el consejo de algunos buenos amigos, comencé Derecho y después de un año me torcí, de manera definitiva, hasta llegar a la Facultad de Ciencias de la Información. Soñé con ser García. Luego me asomé a la ventana de De la Morena. Y finalmente, apodado ‘el becario atómico’, di con mis huesos en la redacción de un maestro de periodistas, José Joaquín Brotons, que me enseñó todo lo bueno y lo malo que un chaval sin formación, de pueblo y con tanta ilusión como poca cultura, debe conocer. Con el paso de los años, sazoné mi carrera profesional de pequeños éxitos y grandes curas de humildad, destino inevitable para todo aquel periodista que acaba siendo traicionado por su peor enemigo, la soberbia. Después de tres años duros, de travesía del desierto, abandoné la primera línea de fuego y caí en el olvido. Como a Pellegrini, “me fueron” y encontré refugio en la sección de Sociedad, en los informativos de la COPE, donde existe la buena costumbre de recoger a los heridos de guerra.



Ahí, en las duras, fuera de circulación y con la suficiente libertad como para poder desarrollar la profesión al aire libre -repito, libre-, me topé con la inmejorable oportunidad de poder escribir este cuaderno de bitácora, donde no sólo no se practica la censura, sino que se alienta la pluralidad. Durante este tiempo, he disfrutado con la precisión de cirujano de José Sámano y la belleza de los escritos de Eleonora Giovio en El País. Me he apuntado a la lista de lectores asiduos de Julián Redondo en La Razón. He formado parte de esa legión immpenitente de admiradores de Juan Manuel Rodríguez en Libertad Digital, un número uno de la comunicación que merece más crédito y mejor suerte en esta profesión. He disfrutado como un enano con la prosa de Ramón Besa, con el buen hacer de José Miguélez, con la pluma de Alfredo Relaño en su etapa pre-Villarato, con los artículos cargados de épica de Alejandro Delmás, con las joyas de Fermín de la Calle, con el talento de Iván Castelló, con las pinceladas de maestro de Martí Perarnau, con la calidad de los textos de Carlos Marañón, con el esfuerzo de Borja Pardo, con los análisis de Enrique Ortego y con las lecciones literarias de Enric González. Me he descubierto fan de Antoni Daimiel, cada día saboreo más la originalidad de un gurú como Ramón Trecet y me va el olor a radio que transmite Edu García, un genio que no practica el periodismo umbilical. Con Juanma De la Casa ha cobrado dimensión la palabra amigo, de Nacho Ruiz he aprendido qué significa el rigor, de Roberto Morales la fidelidad, de Miguelito la profesionalidad, de Iñaki Cano que el periodismo es una maratón, de María José Navarro que la vida puede ser maravillosa y del inmenso Carlos Fuentes, que la ética y la independencia aún existen en este cochino pero bendito oficio. A todos ellos les pido el más humilde de los perdones por traicionar todo lo que ellos me han enseñado. Hoy, lo siento, voy a tomarme la libertad de denunciar algo que todo el mundo sabe pero que muchos callan.

Desde hace ya algún tiempo, un prestigioso diario deportivo se ha enfrascado en una virulenta campaña de acoso y derribo sobre Pep Guardiola. Desde tiempos inmemoriales, este periódico solía defender la búsqueda de la verdad, se acercaba a la objetividad lo más posible y tenía a bien no tomar partido en cuestiones que fueran más allá de simples puntos de vista deportivos. Hoy el cuento ha cambiado mucho. Su afán vendedor, su ansia de poder y su difama que algo quedará han convertido sus páginas en un concurso de tiro al blanco, donde algunos pseudo-periodistas hacen las veces de francotiradores y apuntan a la sien del entrenador del Barcelona. Son, de manera oficiosa, el Comité de Actividades Anti-Guardiola. Para ellos no es suficiente con desprestigiar a Pellegrini. Tampoco con endiosar a Mourinho. Su meta, de un tiempo a esta parte, consiste en una cacería humana cuyo único propósito estriba en denostar, enmerdar y calumniar a un señor cuyos pecados capitales se resumen en tres: Uno, ser entrenador del mejor equipo de fútbol de la historia a nivel estético; dos, no conceder entrevistas a los periodistas ejerciendo su legítimo derecho a responder única y exlusivamente en ruedas de prensa; y tres, no entrar al trapo de las continuas descalificaciones que recibe, contestando únicamente sobre el terreno de juego. No es nuevo que a Guardiola se le espera, de manera continua, con la escopeta cargada a la vuelta de la esquina. De Pep molesta su tono pausado, sus formas elegantes, su ironía, su desdramatización, su naturalidad e incluso su bendita manía de poner la otra mejilla mientras se le descuartiza sin cuartel.

Guardiola, sin comerlo ni beberlo, se ha convertido en el enemigo público número uno de unos tipos que han confundido sus deseos con la realidad y la Facultad del Euro con la Facultad del Periodismo. Es víctima de asesinos, a sueldo, de reputaciones. No importa que sea el entrenador que haya ganado todo lo que se puede ganar en su primera temporada. Tampoco que tenga una conducta ejemplar. Y por supuesto, no puntúa que sea el técnico que más y mejor labor está desarrollando con la cantera. A Guardiola se le imputa una presunta falsa modestia. Y eso, a los apóstoles del Comité de Actividades Anti-Guardiola, les pone peor cuerpo que a la niña de ‘El Exorcista’ cuando bajaba las escaleras a cuatro patas. Según esta versión periodística que supera los límites del mal gusto, Pep mea colonia y de su uretra privilegiada sale una lluvia dorada que le confiere dotes de “hare krishna”, repartiendo doctrina pandereta en mano. Guardiola, que también se equivoca, se ha equivocado y se equivocará porque no es Dios ni es infalible, despierta los sentimientos más bajos de un periodismo poco acostumbrado a la relfexión. No hay tregua con Pep. Lleva puesta una careta, no es un tío auténtico, es sibilino y es más falso que un euro de madera. Se llama “Guardiolafobia”. La penúltima contra Guardiola, que debió de ser el que se inventó que había bombas de destrucción masiva en Irak, rebasa los límites de lo vergonzoso.

Se acusa a Guardiola -sin pruebas, marca de la casa- de pretender “reírse del fútbol español”. Hasta donde alcanza la información y el sentido común, la película de los hechos fue la siguiente: El Barça, fiel a su costumbre de la temporada, decide viajar el mismo día en avión, a pesar de los problemas de los controladores áreos; Sandro Rosell se pone en contacto con la Federación Española de fútbol; la RFEF le dice al Barça que no hay “pega”, que si no llega a tiempo el partido se puede jugar el domingo y que no perderá los puntos, pero que falta saber qué piensa Osasuna; el equipo navarro exige jugar a la hora prevista y pide a la RFEF que se lo transmita al Barça; el club catalán recibe la llamada de un responsable federativo que les dice que Osasuna quiere jugar y que, si no se presentan en Pamplona, perderán el partido y los puntos correspondientes; el Barcelona, perplejo por la “marcha atrás” de la RFEF, viaja a Zaragoza en AVE y luego en bus a Pamplona; llega al Reyno, el partido comienza con retraso y gana 0-3. Esto es información y no opinión. Esa secuencia de los hechos se interpreta de manera interesada en el ‘Pravda’ oficial del Comité de Actividades Anti-Guardiola. Sin hacerse eco del comunicado oficial del FC Barcelona, la portada reza así: “Un capricho de Guardiola casi hace perder al Barça los puntos”. En interiores, Roberto Gómez firma una columna que se titula “Pep, eres un mentiroso”, cuyas líneas maestras son las siguientes:”Guardiola mintió con premeditación y alevosía cuando acusó a la RFEF de un lío que él se había encargado de montar (…) Mintió cuando dijo que los responsables de AENA le habían dicho que podía volar (…) Y mintió cuando dijo que no había tomado la decisión de no viajar a Pamplona si no era en avión (…) Guardiola tendrá que recibir la reprimenda del fútbol español. Humilló a los profesionales de Osasuna y debería ser castigado por ello”.

De lo escrito por Roberto Gómez – un tío agradable y simpático en las distancias cortas- cabe añadir que nadie le acusó con tanta saña cuando dijo que el fichaje de Zidane era una “milongaza”. Ni cuando bautizó a Ramón Calderón como el “nuevo Kenneddy del madridismo”. Ni cuando pasó de puntillas por las presuntas irrgularidades de Calderón para echarse en los brazos del presidente entrante. O cuando, vamos a decirlo alto y claro, se hace el sueco cuando le hablan de que el presidente del Atlético de Madrid es un delicuente prescrito. De Gómez sólo se puede decir que si Guardiola humilló a los profesionales de Osasuna, él humilla diariamente a los aspirantes a periodistas por su zafiedad a la hora de escribir. Las acusaciones de RG aparecen en la página 11. En la página 12, qué casualidad, se anuncian los cupones correspondientes a la promoción del set de Vino Oficial del Real Madrid, “el regalo perfecto de las Navidades, con bomba de vacío, tapón y sacacorchos”. En la 14, sólo dos más tarde, la bomba de vacío es el titular “Pep se pasa de listo”, el tapón es leer que “el Barça acaba viajando en tren y en autocar ante la imposibilidad de volar” y el sacacorchos llega al final, con la frase “la RFEF prometió la suspensión y luego dio marcha atrás ante la rebelión de Osasuna”. Sí, han leído bien. El mismo medio que demoniza al Barça y sataniza a Guardiola sin piedad, lo reconoce sin ambages: “La RFEF PROMETIÓ LA SUSPENSIÓN Y LUEGO DIO MARCHA ATRÁS”. Si este periódico no miente, si fue la RFEF quien prometió la suspensión y luego dio marcha atrás, la pregunta del millón es: ¿Qué coño tiene que ver Guardiola entonces? Pues, sencillamente, pasaba por ahí.

En la 16, otra que te meto, Aniceto. Entrecomillado de Jorge Pérez, federativo de Villar, claro y conciso: “Fue iniciativa nuestra aplazar el partido”. Acabáramos, “fue iniciativa nuestra”. Así que no fue de Guardiola, vaya hombre, mire usted por dónde. Como las insidias no acaban ahí, el asunto se sigue enmerdando en la página 55, bajo el rimbombante epígrafe “lo dice Marca”. Tribuna abierta del Doctor Bartolomé Beltrán con una frase, sencillamente, hilarante: “La afrenta de Guardiola y sus jugadores había generado una crispación generalizada…”. Ahí queda eso. No fue culpa de la RFEF, sino de Guardiola. No fue un mal entendido, sino una afrenta. Y no fue una afrenta de Guardiola, no, fue también de sus jugadores (¿?). El divulgador científico de “Guía práctica para la mujer embarazada (1983), “Siempre mujer, ante la menopausia” (1988) o “Todo sobre el embarazo” (1994), se cubre de gloria a la hora de atizar a mano abierta al Barcelona pero, las cosas como son, tiene quien le supere. Por ejemplo, el editorial del día, con un título que hace las delicias de cualquier cerebro rapado: “Sólo la firmeza de Osasuna impide que Guardiola se ría del fútbol español”. No dejes que la realidad te estropee una buen titular. Una vez leído y comprobado que al autor le ha quedado ‘niquelado’, chapamos con la contraportada de Miguel Serrano, contra el que no tengo absolutamente nada, cuya hoja de servicios le resultará familiar a los aficionados del Atlético de Madrid.

Este tipo fue el que comparó alegremente al Atlético de Madrid con ‘Almacenes Arias’ al tiempo que identificaba al Madrid de Armani y El Corte Inglés. También se ganó el ‘cariño’ de los atléticos cuando escribió, todo delicadeza, que la gente del Atlético es la afición “autobautizada mejor del mundo”. Ahora la emprende con otro de sus objetivos favoritos, Guardiola. Dice Serrano que “la mano que mece la RFEF no es una mano negra, sino azulgrana”. Ahí queda eso. No me cabe ninguna duda de que Serrano, a buen seguro, tendrá en su poder todas y cada una de las pruebas donde se demuestra no sólo que hay una mano negra en la Federación, sino que también hay una azulgrana que, visto lo visto, adultera la competición. Cuando las haya recopilado y las tenga en su poder, debería publicarlas en su periodico primero y acudir a un Juzgado de Primera Instancia después, porque tan importantes documentos podrían acabar, de una vez y para siempre, con la podredumbre de una competición de la que él sabe cosas que el resto desconocemos. No tengo ninguna duda, repito, de que Serrano llevará esto a cabo, porque de lo contrario corre el riesgo de que el Fútbol Club Barcelona se reserve el derecho a emprender acciones legales contra insinuaciones de tal calibre. Hay más: “En este país sólo hay dos tipos de personas que pueden pasarse por el forro las normas y quedar impunes: los controladores aéreos y Pep Guardiola”. Serrano entiende que es más objetivo echarle la culpa a Guardiola de todo, antes que escribir que la RFEF ha funcionado en este asunto como una sucursal de 13 Rue del Percebe, con todos los respetos para los entrañables personajes del tebeo. Se aplica, a rajatabla, el fuego a discrección contra Guardiola. Es la enésima ocasión en que este periódico realiza un linchamiento consentido y público de Guardiola, al que le niegan el pan y la sal. El terrorismo se ha puesto de moda en el periodismo deportivo y los que llevan pasamontañas tienen el objetivo cada día más claro: No importa que Guardiola gane, que de lecciones, que sea un magnífico entrenador, que sea ejemplar o que gane seis títulos de una tacada. Vende más tirotearle, sin piedad y sin pruebas, con eso de que mea colonia, que es un engreído, un vanidoso y ahora, que quiere “reírse del fútbol español”.

Santiago Segurola -periodista, éste sí- escribía una deliciosa crónica del Madrid-Valencia en las dos primeras páginas del diario. Es terrorífico comprobar, día sí y otro también, que sus imprescindibles artículos resultan un oasis en mitad de un páramo de valores morales. Aún recuerdo que cuando fichó por este medio de comunicación, se bautizó su llegada como la contratación del “Michael Jordan del periodismo español”. Creo que Santi, a quien no conozco de nada pero admiro en todo, se aleja del perfil jordanesco y está más cerca del talento impecable de Pep Guardiola. Eso sí, teclado en mano, SS se asemeja al brasileño Sócrates. Aquel doctor en democracia y pelota tenía un lema: “Hay que ser blando con las personas y duro con los problemas”. Eso es lo que aplica, magistralmente, Segurola. Y eso, precisamente eso, es lo que necesita este periodismo deportivo que se ha vuelto rosa, nauseabundo, especulador, grosero y de barra de bar. Este periodismo de nuestras entretelas, que ha cambiado la devoción por el euro, que ha prostituído la búsqueda de la verdad por los índices de audiencia, necesita más ejemplos de etiqueta negra. Más personas que fijen y den esplendor a un deporte convertido en negocio, donde las bajas pasiones no pueden primar sobre las reflexiones.

Este fútbol y este periodismo necesitan una catársis profunda. Ser Pep Guardiola, en estos tiempos que corren de seguidismo y puñaladas traperas, es peligroso pero admirable. Ser Santi Segurola, en este periodismo de intereses económicos y campañas orquestadas, es tan raro como digno. Será que ser genuíno, ser uno mismo, no tener patrón y tener una escala de valores propios, no se lleva. En lo que a mi respecta, hace tiempo que soy consciente de que escribir la verdad puede ser sínónimo de perder el trabajo y quedarte en la calle. Y en la calle, digámoslo bien alto, hace mucho frío. Pero quien pone precio a su dignidad, acaba perdiendo su dignidad. Así que, de una vez por todas, quitemos las caretas a los fariseos. Basta de periodismo carroñero, de tertulianos groseros y de opiniones teledirigidas. No veo a Pep como Nobel de La Paz, pero sí creo que el fútbol necesita más Guardiolas. Y este periodismo, más Segurolas.

Rubén Uría / Eurosport


¿Te vas a quedar con los brazos cruzados? ¡Pásalo! Ayúdanos a mejorar la prensa deportiva y envía este post por la red.
Fuente: http://www.anti-marca.com/de-guardiola-a-segurola-articulo-increible/

lunes, 6 de diciembre de 2010

La Sombra del Espejo (I)

Era de dia cuando desperté. Mi cabeza me dolia como si el cielo hubiese caido sobre mí.

No sabia donde estaba, miré a mi alrededor pero no reconocia nada.
 
Habia arboles por todos lados, por lo que debia de estar en un bosque. El suelo se hallaba plagado de hojas que el viento se encargaba de repartir a su antojo por el terreno cobrizo con su frio aliento, el cual me hacia temblar.

Mis ropas parecian dañadas. Llevaba un jersey marron con la manga izquierda rasgada. Los pantalones parecian ser unos vaqueros azules y digo parecian porque, ademas de estar tambien rotos, los tenia manchados de blanco por todas partes. Quizas fuese pintura, pero al tocarlos no reconocí el tacto. El calzado estaba irreconocible. Unas botas negras rotas por todos sitios.

Debia salir de ahi, instintivamente sabia que era imposible que sobreviviese mucho tiempo en esas condiciones. Y la maldita cabeza no dejaba de molestar.

Me encaminé en la primera direccion que se me ocurrió. No se cuanto tiempo anduve, me parecieron años pero cuando el sol ya empezaba a ocultarse conseguí alcanzar lo que parecia la linde del bosque.

Desde mi situacion podia ver unas colinas rocosas sobre el bosque del que acababa de salir. Mas abajo habia un pequeño pueblo. Las casas parecian del siglo pasado, aunque algunas eran obviamente nuevas.

Decidí encaminarme a él por una senda cercana. Necesitaba un lugar donde pasar la noche, ya arreglaria el asunto de la ropa mañana.

------------------------------

Estaba llegando cuando sentí que las fuerzas me fallaban. Cai al suelo como un fardo. El cuerpo me dolia por el golpe, pero eso no me impidión sentir un rugido en el estomago. No sabia cuanto tiempo llevaba sin comer. Queria concentrarme en caminar pero el cuerpo no me respondia...

De pronto oí a alguien de gritar:

-" ¡Hola!¿Se encuentra bien?".

Levanté la cabeza y observé una figura borrosa que se acercaba a mi. Cuando se hallaba a dos pasos de mí me di cuenta de que era una mujer.

-"¿Se encuentra bien?"- Volvio a repetirme. -

Queria hablar, pero ni para eso tenia fuerzas. Ella me acercó una botella y me hizo de beber algo.

Me fijé en ella. Sus manos eran suaves. El pelo era de un tono pelirrojo y largo, lo llevaba recogido en una coleta que le caia sobre el hombro. Llevaba una camisa blanca. Por un momento desee estar en el cielo.

Lo que me dió me devolvió algo de fuerza. Apenas notaba ya el dolor en la cabeza. Intente levantarme y consegui ponerme de rodillas.

-"Gra..Gracias"-Alcancé a decir.

-"¿Se puede saber quien eres y de donde vienes con esas ropas?"- Inquirió, entre alarmada y preocupada.-

-"Yo... "-La cabeza volvia a dolerme - "Yo...Yo no... ¡No puedo recordar nada!".

domingo, 28 de noviembre de 2010

Cambios y agradecimientos

Aprovechando que el numero de visitas al blog se han reducido y para poder aplicar varias ideas que tengo en mente, voy a ir modificando durante esta semana cosas del blog (diseño, organizacion, etc....) para renovarlo un poco.

Gracias a todos los que se pasan para ver los progresos de este pequeño aprendiz de blogger. Siempre me han gustado y ahora que tengo la oportunidad de disfrutar seriamente de ellos no pienso desaprovecharla.

sábado, 27 de noviembre de 2010

Nostalgia del ayer

Hoy queria haber empezado a escribir algo que tengo en proyecto desde hace tiempo, pero he tenido una semana muy liosa y noto como que me he levantado con el pie izquierdo. Me siento algo nostalgico y sin ganas de hacer mucho, por lo que lo dejare para otro dia que me sienta mejor :)

Os pongo un par de videos mientras me desestreso un poco. Son dos canciones de Joaquin Sabina bastante buenas y que estan entre mis favoritas. Espero que os gusten.





jueves, 18 de noviembre de 2010

Greguerías - Ramón Gómez de la Serna

Las greguerías son textos breves semejantes a aforismos, que generalmente constan de una sola frase expresada en una sola línea, y que expresan, de forma aguda y original, pensamientos filosóficos, humorísticos, pragmáticos, líricos, o de cualquier otra índole.
  • Somos lazarillos de nuestros sueños
  • Un tumulto es un bulto que les suele salir a las multitudes
  • La tortícolis del ahorcado es incurable
  • El escritor quiere escribir su mentira y escribe su verdad
  • Es difícil determinar cuando acaba una generación y comienza otra. Diríamos más o menos que es a las nueve de la noche
  • Si no fuesemos mortales no podríamos llorar
  • Tenía tan mala memoria que se olvidó de que tenía mala memoria y se acordó de todo
  • El epitafio es la última tarjeta de visita que se hace el hombre
  • Amor es despertar a una mujer y que no se indigne
  • El capitalista es un señor que al hablar con vosotros se queda con vuestras cerillas

    miércoles, 10 de noviembre de 2010

    El gato de Schrödinger y la física cuantica

    El gato de Schrödinger es un experimento imaginario, propuesto por Erwin Schrödinger para atacar la interpretación de Copenhaguen de la física cuántica que propusieron Niels Bohr, Heisenberg y otros. Ni Schrödinger, ni Einstein aceptaban como real el extraño mundo cuantico. Pensaban que la teoría estaba, de alguna manera, incompleta. Schrödinger propuso su famoso experimento para poner en evidencia lo absurdo e inadmisible que es, a su entender, el mundo cuántico. Llegó el momento de explicarlo.

    Schrödinger propone meter un gato en una caja cerrada, de tal manera que no podamos obtener ninguna información desde el exterior. Colocamos en el interior de la caja un gas venenoso, que solo será liberado si una partícula radiactiva se desintegra. Pongamos que cerramos la caja durante una hora. Y que en ese tiempo, la partícula tiene una probabilidad del 50% de desintegrarse. Esta desintegración sigue las leyes de la mecánica cuántica. Para entender la conclusión, nos viene que ni pintado el experimento de la interferencia del electrón consigo mismo. En aquel, el sistema se monta de tal manera que el electrón tiene un %50 de posibilidades de pasar por cada una de las rendijas. Si nadie mira, el electrón pasa por ambas. Cuando alguien mira por donde pasó el electrón, una de las dos posibilidades se hace real. Y todo cambia. Lo mismo sucede con el gato. Hasta que no abramos la caja, el gato está vivo y muerto. Únicamente cuando un observador interviene, mirando, el gato estará vivo o muerto. Pero no es algo aparente, sino real. Al igual que el electrón atraviesa las dos rendijas, el gato está tanto vivo como muerto.




    Se le puede dar al experimento muchas vueltas, a cada cual más diabólica. ¿Cuenta el gato como observador? ¿Si, en vez de abrir la caja, grabamos su interior y vemos la cinta al día siguiente? Pues resulta que ver la cinta equivaldría a abrir la caja. En ese momento se decidiría que pasó con el gato.

    Por esto, entre otras cosas, Einstein no aceptaba lo que parecía derivarse de la física cuántica. Y sentenció con una de sus famosas frases: "Dios no juega a los dados". Ha pasado mucho tiempo desde entonces y la cuántica ha superado todas las pruebas a las que ha sido sometida. Parece que Dios sigue queriendo jugar a los dados. No solo eso. Como dice Stephen Hawkins, Dios juega a los dados y los echa además donde no podamos verlos.

    Fuente: elcorreo.com --> Dios sí juega a los dados. El gato de Schrödinger

    martes, 9 de noviembre de 2010

    Frase IV: Vendetta



    "Lo único que tienen son balas y la esperanza de que cuando se les acaben, me hayan liquidado, porque de lo contrario, habran muerto todos antes de recargarlas. "
    V de Vendetta

    martes, 2 de noviembre de 2010

    No queda sino batirnos - Mägo de Oz

    Y verás que en la vida hay que sufrir
    y verás que en la vida hay que luchar
    y al final si eres fuerte ganarás
    no queda sino batirnos
    no queda sino luchar






    Audio: No queda sino batirnos - Mägo de Oz;
    Video: Final Fantasy VII

    domingo, 24 de octubre de 2010

    domingo, 17 de octubre de 2010

    Todo es una ilusion...

    [Extracto de El Fin de Mr.Y]

    [...]
    - Entonces, ¿tú puedes opinar sobre el creacionismo, por ejemplo, o sobre la existencia o inexistencia de Dios, pero yo no puedo decir que que el universo nació como un punto increíblemente pequeño de la nada o que simplemente explotó?

    - Vale, reconozco que lo de los principios es un poco rocambolesco - dice Heather. (...)Pero sigo sin entender por qué no aceptas el hecho científico.

    - "Hecho" es una palabra. La ciencia es un conjunto de palabras. Intuyo que la verdad existe más allá del lenguaje y de lo que denominamos "realidad". Si es que existe, claro. (...) Todo es una ilusión - explica Adam - Los mitos de la creación, la religión, la ciencia. Nos decimos a nosotros mismos cómo funciona el tiempo; y así , por ejemplo, podemos imaginar que rebobinamos la cinta del universo hacia atrás creyendo que en esa porción de tiempo se halla lo que llamamos "ayer", pero el ayer sólo existe porque nosotros lo inventamos, no es real. No puedes demostrarme que ayer existió. Todo lo que creemos no es más que una ficción, una historia.[...]

    sábado, 9 de octubre de 2010

    El fin de Mr. Y



    Uploaded with ImageShack.us

    Comenzamos con una premisa sencilla, una pregunta....

    Si supieras que un libro está maldito... ¿¿lo leerías?? Esa pregunta es la excusa que la profesora de Literatura Inglesa y Escritura Creativa de la Universidad de Kent, Scarlett Thomas, nacida en 1972, utiliza para trasladarnos a través de las páginas de “El Fin de Mr. Y” a una vorágine de ciencia y literatura ancladas en el siglo XIX.

    Este es un libro recomendable, intenso y muy entretenido, cosas que no están para nada reñidas y que hará las delicias de los aficionados a la ciencia ficción más light, a la literatura, a la pseudociencia y a las teorías extrañas.

    El tomo llama la atención desde lejos, centrando la vista en una lámpara de gas típica del siglo XIX a través de una espiral de símbolos y colores cálidos. Enroscándose alrededor, las palabras del título explotan de repente en la cabeza, mostrándose finalmente un juego de palabras velado que no revelaré aquí (pero que es sumamente sencillo, sobre todo dada la fonética castellana). Tras la lectura, se extraña el juego que podría haber dado un diseño de edición más cercano al del propio “El Fin de Mr. Y”, jugando de esa forma el juego que nos propone la autora de literatura dentro de la literatura.


    Porque “El Fin de Mr. Y” es a su vez el título de cierto libro, como era de esperar maldito, alrededor del que gira la novela. El (ficticio) escritor Thomas Lumas, coetáneo del siglo XIX, escribió numerosos escritos que se relacionaban estrechamente con las teorías científicas de su época, acercándose más a la visión romántica y literaria que al frío método científico que nos ampara ahora. Su última novela, de la que, se dice, sólo queda un ejemplar (guardado en una caja fuerte alemana), obra como misterioso necronomicón y codiciado códice para los pocos que conocen la obra de este autor, un libro que trajo la muerte a todos los que con él se relacionaron. Curiosamente la autora se atreve a escribir fragmentos del propio libro, cosa arriesgada siempre, con suficiente buen hacer como para cambiar, durante esos momentos, el tono de la narración, y parecer realmente una novela escrita en el siglo XIX.

    Desde el principio nos sorprende el estilo escogido para la narración. Ariel Manto, la protagonista de la historia, nos narra en presente los sucesos que la zarandean, atada como está a la figura de Lumas. Este estilo, que al principio produce extrañeza, pronto se descubre como un recurso que dota de una agilidad enorme al relato, y que le permite manejar con maestría los múltiples flashbacks en los que se descompone la vida de Ariel. Además tiene un sentido propio y profundo, que no quiero revelar, pero sí encriptar. Y es que el libro es una pédesis en la mente de Ariel, en la que acompañamos a la autora (fuerza motriz de dicha pédesis), que selecciona para nosotros los recuerdos más importantes para dar explicación a los hechos. Cuando comprendáis el sentido que tiene en la novela el término de pédesis comprenderéis a qué me refiero, y la astucia de la autora al usar la narración del presente sin explicar por qué, esperando que nosotros descubramos esa razón.

    En cuanto a ella, a Ariel Manto, es un personaje interesante y carismático, una criatura adicta a todo lo que puede ser adicta, desde el tabaco y el café hasta al propio dolor. Su terrible infancia, a la que accederemos con su permiso (aparentemente), le marca y transforma en un ser huidizo y temeroso, cual ratón humano. Y es que los ratones son importantes. Debido a una serie de casualidades, en las que el azar no tiene tanto que hacer como a priori se presenta, Ariel Manto acaba teniendo en sus manos un ejemplar del citado libro maldito, momento que es motor indiscutible de la novela, y que alterará para siempre no solo su vida, sino su concepto del Universo, la materia y los seres que la rodean.

    El carácter del libro es profundamente mutante. Abro un inciso sobre este tema, ¿habéis intentado atrapar algún dios marino? Yo no, pero hay suficiente literatura como para conocer el método. Estos dioses son metamórficos, y ante cualquiera que intente apresarlos o molestarles, por mero reflejo intentan transformarse en cosas peligrosas para alejarlos. El método para capturarlos es atraparlos con fuerza, y, a pesar de que muten, no soltarlos. También ese es el método para leer “El Fin de Mr. Y”. Porque el comienzo del libro, en el que se nos presenta un ambiente relajado, distendido, universitario y tristemente realista, lleno de tazas de café y humo de tabaco, y de conversaciones presentes y pasadas; se rompe por completo al saltar a la siguiente parte, en la que una ciencia ficción filosófica se asienta, cual metáfora de videojuego on-line, y establece a su vez una serie de parámetros para, en el siguiente salto, volver a romperlos. Todo transcurre con una agilidad narrativa que engancha al lector, y lo traslada a través de los cambios, en los que podremos descubrir todos los secretos que la autora nos ha ido guardando. Tanto cambio puede marear, puede hacernos querer soltar el libro, pero mi consejo es mantenerlo bien agarrado, porque, como ocurría con los dioses marinos, aguantar merece la pena.

    Finalmente reseñar la gran habilidad de la autora, su enorme cultura e inteligencia, que se demuestran no al escribir un ensayo complejo e intrincado, en el que el profano se pierde entre referencias vacías y fórmulas sin sentido; sino, precisamente, en la expresión de los grandes paradigmas de la física y la ciencia de finales del siglo XIX y principios del XX, desde la teoría del éter lumínico hasta el colapso de función de onda, con suficiente habilidad como para ser comprensible por gente procedente de cualquier rama cultural. No en vano la protagonista es una estudiante de literatura fascinada por la física.

    “El Fin de Mr. Y” es un libro recomendable, intenso y muy entretenido, cosas que no están para nada reñidas, que hará las delicias de los aficionados a la ciencia ficción más light, a la literatura, a la pseudociencia y a las teorías extrañas; y Scarlett Thomas merece ser tenida en cuenta en el futuro. Ya sólo queda una cosa por hacer, y es que la pregunta con la que se inició todo no parece del todo correcta, así pues, es mejor reformularla.

    Si supieras que un libro está maldito ¿acaso no lo leerías?


    Fuente: http://www.fantasymundo.com/articulos/1768/fin_mr_scarlett_thomas

    sábado, 18 de septiembre de 2010

    Al principio eliges una bici.....

    Mucha gente, cuando un sábado a las 12 de la noche te vas para casa mientras toda la gente se queda de fiesta, te preguntan: ¿Por qué te vas?

    Mañana entreno, mañana corro... ¿Y A QUE JUEGAS? ¿? ¿? ¿? Yo juego con la bici, soy ciclista. Las respuestas se ven en la cara del que pregunta, muchos expresan admiración, otros se quedan de cruces, otros se ríen. La bicicleta es ese cacharro que todo el mundo uso alguna vez, por el que tienes predilección cuando eres pequeño, es ese deporte tan duro y extenuante que te hace perder la consciencia, capaz de ponerte el corazón a 220 pulsaciones, capaz de hacerte vomitar sangre.
    Un deporte tan duro, como desesperante, en el que hay que ser paciente y tener sangre fría, además de tener cabeza, no solo son piernas, donde la cabeza hace falta no solo para aguantar el casco sino para hacerte ver una escapada que te lleve al triunfo, la que te hace ver los bajones y puntos débiles del contrario mientras bajas por una cuesta a 50 por hora.

    Un deporte que es un estilo de vida, una forma de vida, el deporte de mas orgullo personal, donde solo y repito SOLO el propio esfuerzo de tu cuerpo te hace ser capaz de recorrer kilómetros y kilómetros, donde cada entrenamiento es una superación personal, donde cada día que montas cargas el saco con una anécdota nueva, un deporte que te hace brillar, llegar a lo más alto, a ti solo, donde por mucho equipo que tengas no eres nadie sino eres bueno, si no tienes clase, sino sabes lo que es el esfuerzo…

    Un deporte donde hay que echarle mucho valor, donde hay que ser de otra pasta, donde no vale cualquiera. Nadie se levanta un domingo nevando a las 8 de la mañana para ir a una carrera a 400 km de tu casa, llegar a la parrilla de salida y que se te rompa la cadena. Un deporte muy duro, donde las caídas son parte de nuestro oficio, donde las clavículas, puntos de sutura, rozaduras y rodillas maltrechas son el pan de cada día, es el amor por el deporte, por la bici, por el sacrificio y el sufrimiento que te hace caerte un domingo estando 3º y correr ese mismo miércoles con la boca cosida. Es un sacrificio tal que te hace tocar el cielo, con colinas de 1700 metros, con caminos que solo 3 mas conocen, con pendientes del 21% en las que ni un coche sube.

    Donde un hombre al que su sacrificio y pundonor le hace aguantar y aguantar hasta el borde del infarto, cuando el sabor a sangre llega a la boca, cuando solo piensas "soy el mejor" "soy el mejor" "Lo voy a lograr, vamos, vamos, vamos...".
    Es ese deporte que hace emocionar a cualquiera, cuando ganas una carrera, cuando subes el puerto más alto, el puerto más duro, cuando entrenas con 0 grados y vuelves para tu casa de noche y congelado, cuando te vas a 1000 km de casa a competir, cuando corres 5 carreras en una semana, cuando te caes, cuando te haces daño, cuando en otros deportes una simple sobrecarga es 1 mes de baja y en el ciclismo corres hasta con una luxación de hombro, cuando la gente te grita, cuando das espectáculo, cuando te apoyan, cuando te caes y te vuelves a levantar, cuando haces lo que nadie haría, cuando tienes una ilusión, cuando cada día que montas en bici más orgulloso te sientes, cuando te hace crecer como persona, cuando te hace madurar, la bicicleta te lo ha dado todo, te ha hecho ver los problemas y solucionarlos de otra manera.

    Eres de otra pasta, eres ciclista. Te da igual el reconocimiento, la prensa, las medallas y el dinero, tu solo quieres caminos, carreteras nuevas, un par de amig@s y las bicicletas. Hay que ser muy hombre, para bajar a 100 km/h. por una carrera granizando, dejando de lado que solo te separan de suelo 2 ruedas de 28 '' tan estrechas como una moneda de 1€. Por todo eso, porque te sientes orgulloso de llevar un maillot con unos colores, de representar a tu país allá por donde vas, porque todos aquel que osa a montarse en una bicicleta, sea amateur o sea profesional, merece admiración, porque cuando montas en bici y subes una cuesta ya te dan ganas de ir para casa, porque ya piensas "esto no es para mí " "yo para eso no valgo" ...pero ahí se ve quien vale y quien no, quien tira la toalla y se va para casa al sofá o quien aguanta, sufre y sigue y sigue y sigue aunque tu pulsometro diga PARA tú sigues y sigues... ¿¿¿por qué??? Porque eres ciclista, porque el único rival eres tú mismo y porque eres un deportista de pies a cabeza.

    ----------------------------------------------------------------------------------------------


    Dedicado a un amigo ciclista.... ;)

    domingo, 22 de agosto de 2010

    Frases II : Groucho y la política

    "La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnostico falso y aplicar después los remedios equivocados"
    Groucho Marx

    domingo, 15 de agosto de 2010

    martes, 10 de agosto de 2010

    Principio

    Tras mucho tiempo pensandolo, hoy he decidido intentar de nuevo el pequeño y a la vez dificil proyecto de crear un blog donde plasmar todas aquellas ideas, pensamientos y demas banalidades que cruzan por mi cabeza.

    No es la primera vez que lo intento, pero todas las anteriores pueden considerarse como absolutos fracasos por mi falta de iniciativa y conocimiento sobre los blogs.

    Pero he dejado atras esos problemas por la sencilla causa de que no son tales. Puede parecer una tonteria (esto y lo que dire ahora), pero hace tiempo lei una frase que todo ser humano deberia considerar: "Todo sueño que valga la pena tener es un sueño por el que merece la pena luchar".

    Por eso voy a intentar aguantar todo lo posible y postear todo lo que pueda. Tanto mio como que me encuentre en otros blogs (indicando siempre nombre y direccion del blog de origen).

    Gracias de antemano a todos aquellos que se pasen por aqui y buena suerte!

    By TheGreyMan